ABOUT VANNESA_WEKKEND

Profile

Age
36
Gender
Female
Sexual Preference
Bi-curious
Country
Colombia
City
Bogota
Occupation
Marital Status
Single
Smokes
---
Drinks
---
Languages Spoken
Spanish

Appearance

Height
1,0
Hair Color
Black
Hair Length
Long
Eye Color
Black
Ethnicity
Latino
Body Type
---
Breast Size
Huge
Female Type
Submissive
Body Hair
Little
Tattoos
Yes
Piercings
No

Bio

Soy una mujer, enfocada atención en lo que quiero lograr, y no vive enojada con el universo cuando las cosas le salen mal. Me doy cuenta de las bendiciones que tengo y sigo trabajando para alcanzar mis sueños. Sexo extremo: La sumisión Me gusta sentir que no decido, que me usen como a un objeto, sujetándome con firmeza... No quiero respeto ni amor, quiero lo mío Mi cerebro viaja a un sitio increíble, que se parece mucho al de ahora cuando me excito. Me imaginaba a una chica inocente a la que este hombre inyectaba una droga que la hacía desearle de forma enfermiza. Necesitaba el contacto con él como un yonqui su heroína. Él postergaba por puro sadismo el encuentro con ella, que le llamaba por teléfono para suplicarle. Era una esclava, temblaba como un animalillo asustado... Aún hoy no estoy segura de si me identificaba con ella, con él o con los dos. Hace poco le conté todo esto a un chico con quien aún no había hecho nada sexual. Intercambiamos historias, a él también le gusta la sumisión y los dos probamos los dos roles. Tuvimos experiencias tremendas". Es esa brusquedad en la que deviene a veces el deseo, el ansia. Tienes ganas de arrancar ropa, morder con furia, clavar uñas hasta la sangre "El caso es que soy bastante sensible, y no necesito dolor para disfrutar", continúa Leticia. Pero sí me gusta mucho esa sensación de no tener el control, de que alguien me utiliza como a un objeto, arrinconándome o sujetándome con firmeza... Supongo que es porque suelo pensar demasiado, y eso de que las cosas sucedan de forma animal, sin tener que decidir, es un alivio. En el fondo puede que sea yo la que ejerzo más poder, porque a veces me gusta sentir que el otro no está queriéndome en ese momento, que no está sintiendo gran cosa, ni siquiera excitación. Como si en realidad fuera un ser brutal que trabajara para mí, una máquina de follar. Me gustan sobre todo las cosas suaves, y los besos, pero en ciertos momentos... no quiero respeto, ni amor, ni caricias. Quiero lo mío".

Sticker register right